Profesores inundan las redes con fotos de sus aulas para denunciar falta medidas seguridad